Viajar por Francia (región de Picardie, Pas de Calais) y Bélgica (IV)

156El lunes 21 de abril amaneció con sol y el cielo azul. Por la mañana estuvimos dando un paseo por la playa de Ostende, los niños estaban como locos jugando con la arena fina. El mar estaba muy tranquilo y la playa es ¡inmensa!, kilómetros de arena blanca.

Después de los juegos en la playa cogimos el coche para conocer el pueblo de Knokke-Heist

Camino de Knokke pasamos por un pueblo que se llama De Haan, que no estaba mal. Nosotros hicimos el trayecto hasta Knokke en coche pero se puede hacer en tranvía.

de haan

Knokke estuvo bien pero sin más, la verdad es que la playa bonita con unas terrazas muy agradables para tomar una coca cola y una calle repleta de tiendas abiertas el lunes de pascua (que se supone todo está cerrado). Estaba a rebosar de gente haciendo compras. La verdad es que me decepcionó bastante el pueblo, o nos perdimos algo o no merece la pena desviarse para conocerlo.

nokke

Buscábamos algún sitio donde comer estilo snack y no encontramos nada así que como nuestra intención no era hacer compras, nos fuimos hacia Holanda con la idea de cambiar de país y conocer así otra zona.

Cruzamos la frontera y nos dirigimos al primer pueblo que encontramos con playa: Cadzand-Bad, camino de Cadzand encontramos una friterie y nos compramos unas hamburguesas para comer en la playa. Llegamos a la playa y nos sorprendió cómo son las playas en Holanda, están separadas con postes de madera y en una única playa encuentras varias “mini playas”. No sé si es algo normal del país o de este pueblo en particular.

cazham159

 

 

 

 

 

 

 

 

Aprovechando el buen tiempo hicimos pic-nic en la playa y tomamos el sol y nos mojamos los pies en el Mar del Norte. Después fuimos al hotel de Schelde y nos tomamos un crepe de azúcar y una apple struddel buenísimas. Nos sorprendió el hotel porque tiene 4 estrellas pero no lo parece…

La verdad es que durante este día no vimos muchas cosas que realmente merecieran la pena, nos decepcionó bastante la costa belga.

De regreso a Ostende, decidimos ir por otra zona y descubrimos el pueblo más bonito que vimos en el día: Sluis, ¡qué preciosidad de pueblo!, este sí que merece la pena un viaje. Nosotros tuvimos la mala suerte que llegamos cuando estaban cerrando pero de verdad que nos encantó, precioso. Nos hubiéramos quedado a cenar pero todavía era demasiado pronto y los niños querían llegar al hotel y ya se estaban poniendo muy pesados.

sluis

 

 

 

 

 

 

Regresamos a Ostende y cenamos en un bistro cerca del hotel, de lo mejorcito que encontramos por la zona. Me gustaría poder daros el nombre pero no lo encuentro, os puedo decir que estaba al lado del Pizza Hut de Vlaanderenstraat.

La verdad es que en general esta zona de Bélgica nos ha decepcionado mucho o quizás no íbamos lo suficientemente preparados con los nombres de los lugares a visitar….

En el próximo post os contaré la visita que más me ha gustado de Bélgica y que gracias a mi querida madre (porque fue ella la que nos lo dijo) realizamos: Gante .

Viajar por Francia: la region de Picardie y Pas de Calais (III)

le touquet 2En esta etapa de nuestro viaje, debería cambiar el título e incluir “Bélgica” porque Ostende fue el destino de este tercer día.

El domingo 20 dejamos nuestro hotelito de Saint Valery-sur-Somme para continuar nuestro viaje hacia el Norte. Como os dije en el anterior post, el domingo es el día de mercado de Saint Valery. Nosotros no nos quedamos y decidimos salir pronto para aprovechar el día. Nuestro primer destino: Le Touquet-Paris Plage.

 

 

 

Antes de llegar a Le Touquet, paramos en un pueblecito que se llama Berck pensábamos que este era el pueblo de la película “Bienvenidos al Norte” pero nos confundimos jijiji, bueno esa confusión nos permitió conocer otro pueblo de la costa donde además se celebraba un encuentro internacional de cometas. Lamentablemente llovía por lo que no pudimos disfrutar de lo que debe ser un espectáculo único (como el de la foto que os pongo).berck

Ya que estábamos ahí, aprovechamos para hacer un snack en una “friterie”, una caravana que vende patatas fritas y salchichas y que es algo muy típico del Norte de Francia. Pedimos tres raciones de patatas pero ¡cuidado! porque te las ponen en una barquette repletas y luego te las envuelven en papel, mi hijo tenía tanta hambre que cogió una de las barquettes y se le cayeron todas las patatas al suelo.friterie

Después de esta parada, seguimos hacia Le Touquet, pueblo de playa bastante pijo. Aparcamos en la calle ( que por cierto todo es de pago) y fuimos a dar una vuelta y a buscar otra friterie para que el resto de la familia comiera. Lamentablemente en Le Touquet no hay friteries (por eso digo yo lo de pijo) así que nos tuvimos que conformar con unos bocatas. Como ya no llovía aprovechamos para caminar por el paseo marítimo, mi marido quería hacer le char à voile que es un deporte que se practica en las playas del Norte de Francia que es como un coche que se maneja con una vela. Se practica cuando la marea está baja y hay viento. Lamentablemente cuando llegamos la marea estaba alta, no había viento y todos los char à voile estaban reservados para toda la semana así que si tenéis intención de hacedlo os aconsejo reservar con tiempo.char a voile

le touquet 1

145

 

Después de disfrutar de Le Touquet y de la playa, continuamos nuestro viaje a Ostende (Bélgica). Miramos bien en internet el pueblo de Bienvenidos al Norte que se llama Berges y, como nos pillaba de paso, ahí que nos fuimos. Efectivamente esta vez no nos equivocamos y conocimos el pueblo de “Bienvenidos al Norte”, vimos La Poste, el campanario y pudimos recordar la película. El pueblo es muy bonito y merece la pena una visita. Nos tomamos una cervecita en el bar de La Poste y después cogimos el coche ahora sí para llegar a Ostende a una hora decente.

148

 

 

bergues

 

En Ostende , reservamos el Hotel Du Parc, un hotel céntrico y al lado de la playa de Ostende. Como somos 5 y suelo hacer las reservas a través de Booking, lo que  pongo es que somos 4 adultos y normalmente me dan una habitación familiar en el que los tres niños se meten. Normalmente los hoteles no me suelen poner problemas, pero al principio cuando llegamos al hotel no nos miraron con muy buena cara… luego al ver a los niños tan pequeños nos dejaron.

El hotel está bien pero sin más, mucho más bonito y recomendable el Picardie (aunque también más caro).

Cenamos en un restaurante del paseo marítimo (ni fu ni fa) pero si os aviso que tengáis cuidado con la hora porque a las 20.30 en la mayoría de los sitios ya no nos daban de cenar…

En el próximo post os contaré nuestra visita a Bélgica…