Brunch Chateau de l´Ile en Ostwald

brunch chateauComo os anticipé, este domingo Fiesta de la Hispanidad hemos estado en el brunch que el Hotel «Chateau de l´ile» propone. Es algo que el hotel ofrece dos veces al mes.

Llegamos a las 12 y ya estaba el comedor bastante lleno (hay que reservar para el brunch), lo que encontraréis es un gran buffet con una zona de «desayuno» (bollería, zumos, cafés, tes, huevos revueltos y beicon), luego hay una zona de comida fría (quiches, ostras, gambas, quesos, embutidos….) y otra zona de calientes (sopa de lentejas, carne, pescado, spaztles…).

La bebida en el brunch no está incluida, aunque haya muchos zumos naturales si pedís una botella de agua os la cobrarán.

En general la calidad era bastante buena, el problema con este tipo de buffet es que a los niños les gustan dos cosas, en mi caso los huevos revueltos, las tortitas y los baignets.

Sobre las 13 sacaron los postres, mini baignets, tartas, etc… que estaban muy muy ricas.

En la sala de al lado pusieron juegos en madera para niños, eso está muy bien el problema es cuando los niños no quieren más que irse a jugar y no comen. Lo bueno es que los nuestros se fueron y luego regresaron con más hambre.

Fuera hay una terraza magnífica para tomar un café al sol y junto al río.

El precio: €45 por persona, muy caro la verdad. Lo bueno es que los niños menores de 12 años no pagan así que como los míos son pequeños y tengo tres, no me salió tan desorbitado. Eso sí comimos ostras, marisco, un buen salmón y un espectacular foie gras.

Recomiendo este hotel para venir en pareja o para celebrar algún evento importante, es un lugar romántico y alejado del bullicio de Estrasburgo (aunque está a 5 kilómetros).

Spa du Château de I´Ile a Ostwald

spa chetauEsta semana he estado comiendo en el restaurante winstub del hotel Spa du Château de l´Ile que se encuentra en Ostwald.

Ostwald es un pueblo que está a 9 kilómetros de Estrasburgo y al que podéis ir en bicicleta (eso sí mirad en un mapa de pistas de bicis porque si seguís a nuestro amigo Google os va a llevar por unos lugares terribles).

El hotel es una preciosidad, está al lado del río Ile y tiene unos jardines inmensos, lástima que cuando fuimos a comer no estaba la terraza del restaurante abierta y tuvimos que comer dentro. 

El restaurante es un poco caro aunque para comer hay un menú de €27 (sin bebidas) a elegir: entrada y plato o plato y postre. Yo tomé de entrada un carpacio de gambas con aguacate que estaba espectacular y luego magret de canard (también muy rico). Mi marido tomó un paté típico (que estaba bueno pero mi carpacio mil veces mejor) y pescado (que estaba muy rico). Salimos por €65 en total.

Cuidado con las bebidas porque me cobraron casi €4 por mi nestea y €6 por un mouscat… un poco caro….

El hotel también tiene una zona spa y ofrece varios packs de comida, masaje.

Tiene una cafetería/terraza dónde podéis picar algo de charcutería y luego tumbonas donde echarse una siestecilla al sol (lástima que teníamos que recoger a los niños al colegio)

Este restaurante es el típico lugar para venir tranquilamente en pareja.

Cuando nos íbamos vimos que organizan brunchs algunos fines de semana con animación para los niños. Aunque es caro, los niños de menos de 12 años salen gratis así que nos hemos apuntado al brunch de este domingo 12 de octubre ya os contaré que tal está y si merece la pena aunque así a primeras tiene muy buena pinta….