Domingo de calor: Portales y gravière Wantzenau

graviere wantzenauComo ya os he contado, el sábado fuimos a una gravière a Alemania y el domingo decidimos quedarnos en Francia.

Para comer reservamos en el restaurante Jardin du Pourtales, que se encuentra en la entrada del parque Portales, un parque/bosque muy amplio que hay a las afueras de Estrasburgo (Robertsau) y del que pronto os hablaré.

El restaurante estaba lleno, tiene una terraza muy agradable a la sombra con un jardín dónde los niños pueden jugar.

Pedimos ensalada de queso, surtido de carne y tres menú de niños. La comida fue copiosa y aceptable aunque el servicio estaba un poco desbordado por la gente. Precio francés medio: menú niños €10, ensalada €15.

jardin pourtales

Después de comer fuimos a conocer otra gravière, en este caso la gravière de la Wantzenau. Nos habían dicho que estaba bastante bien y que no había mucha gente. Aquí os dejo el mapa de cómo ir.

A diferencia de la gravière alemana, esta no me gustó nada, quizás fue el día pero estaba a tope de gente. había muchos jóvenes gritando, con música, botellas, etc.

Además apenas hay césped, la arena tiene piedras muy incómodas, no tiene baños y tampoco hay nada en 1 km a la redonda.

A los niños y a mi nos gustó mil veces más la gravière de Alemania, mucho más recomendable.

Anuncios

Sábado de calor: gravière en Alemania

088Este fin de semana ha sido terrorífico de calor aquí en Estrasburgo, el termómetro llegó a subir a los 40º.

Como ha hecho mucho calor, nosotros hemos estado en dos gravière, para los que no conozcáis esta palabra las gravière son minas de las que se sacan las piedras que se utilizan para fabricar el cemento pero en la realidad son “lagos” naturales en los que la gente se baña. A falta de una bonita playa con mar aquí nos tenemos que contentar con estas gravière.

Pues lo dicho, este fin de semana hemos estado en dos, uno en Alemania y otro en Francia.

En este post os voy a hablar del grevière de Alemania.

Primero estuvimos comiendo en el club de tenis Ill, los niños tuvieron la oportunidad de jugar al tenis y de divertirse. Comimos allí mismo en una mesa muy agradable que nos pusieron en el jardín, debajo de los árboles. La comida no es para tirar cohetes pero muy apropiada para ir con niños.

Después nos llevaron a un gravière que hay en Kork (Alemania) y de la que os adjunto mapa y algunas fotos:

La verdad es que yo era un poco reacia a lo de la gravière porque el año pasado estuvimos en una que se ve desde la carretera que va al aeropuerto y no me gustó mucho pero fuimos para ver cómo era esta.

La verdad es que mi sorpresa fue mayúscula, la gravière me pareció que estaba muy agradable y lo087s niños lo pasaron bomba.

A diferencia de otras, esta tiene una zona de césped y otra de arena en la que los niños pueden jugar como en la playa. Además tiene árboles (y sombras) y hay una zona con una montaña de arena blanca gigante que cae al agua donde los niños se tiran corriendo al agua disfrutando como enanos.

Tiene baños (lo que se agradece) y cada rato, suena una campanilla con el heladero que pasa vendiendo helados.

Había bastante gente pero todo el mundo muy civilizado y no tenías la sensación de agobio.

La verdad es que me encantó esta gravière, muy aconsejable para ir con niños.