Cena libanesa: Al Boustane

Hace algunos post os conté que había estado con una madrileña que vive aquí en Estrasburgo (Olalla) y que habíamos ido a comer al restaurante libanés La Tarbouche .

Pues Olalla me recomendó otro libanés, también en el barrio de la Krutenau, que para ella era uno de los mejores restaurantes libaneses de Estrasburgo y que se llama Al Boustane y que se encuentra en la Rue de La Kruteau casi enfrente de la panadería Au pain de mon grand pere.

Un viernes de estos que no nos apetecía nada hacer cena, decidí acercarme a comprar ahí la cena y, aunque por fuera parezca un lugar un poco cutre, nos encantó. Cogimos un menú para dos, con 8 platos diferentes: 4 calientes y 4 fríos por €20 todo.

No os voy a explicar el nombre de cada plato porque ni me acuerdo pero estaba todo riquísimo, gracias Olalla tenías razón.

Además te preparan todo muy bien para llevar en pequeñas cajitas y el dueño te invita a un te verde mientras esperas. Tienen también cerveza libanesa aunque el dueño (que es muy agradable) me dijo que se le acaba muy pronto.

Eso sí, con los 8 platos comimos dos y nos sobraron dos platos así que otra opción es pedir el de 2 para tres personas y otro plato más.

Al Boustane, una buena dirección para las cenas de fin de semana…

 

 

 

Anuncios

Restaurante libanés Le Tarbouche

libanésEl lunes de esta semana he estado comiendo con una joven española (madrileña) que he conocido a través de Facebook y que se llama Olalla.

Para comer, ella me sugirió quedar en un restaurante libanés que se llama Le Tarbouche. Es un restaurante libanés que se encuentra en la Kruteau, un barrio muy animado de Estrasburgo y que está lleno de restaurantes y bares. La verdad es que yo había pasado miles de veces delante de Le Tarbouche porque está al lado de mi panadería favorita (Au Pain de mon grand pere) y, aunque siempre lo vi lleno, nunca me paré a ver qué comida servían.

Efectivamente cuando llegamos el restaurante estaba completo, lamentablemente el restaurante no admite reservas. Nosotras tuvimos suerte porque como hacía bueno todo el mundo quería estar en la terraza y dentro encontramos una mesa libre.

No tienen menú pero los platos rondan los 10 euros por lo que no es muy caro. Yo tomé unas hamburguesas (creo que se llaman kafkas) con humus y Olalla unas brochetas. La verdad es que la comida estuvo muy buena.

Olalla me explicó que también preparan comida para llevar así que me pareció una buena opción para la cena del fin de semana.

Me encantó conocer a esta joven madrileña, fue muy gracioso porque con más de 5 millones de habitantes que tiene Madrid, ¡venimos las dos del mismo barrio!, sí sí, las dos nos hemos criado en el barrio de Moncloa…

Aunque no pudimos conversar mucho (porque yo tenía otra cita), me gustó compartir mis experiencias en Estrasburgo con otra española y ver cómo las cosas que a mi me sorprenden también le sorprendían a ella.Por cierto, me dijo que había otro restaurante libanés muy bueno pero más pequeño, en cuanto vaya os contaré qué tal

Le Tarbouche un restaurante bueno, bonito y barato……