Mercadillo de Navidad en Trier/Tréveris

Primero de todo ¡Feliz Año 2016! que espero venga cargado de mucha salud para td@s.

Estas Navidades han sido algo diferentes en Francia, después de los atentados de Paris decidieron establecer un plan de vigilancia por el que nos controlaban cada vez que teníamos que ir al centro.

Aunque ha sido algo diferente, no dejo de sorprenderme gratamente de los mercadillos de Navidad de esta magnífica ciudad y sus alrededores.

Este año decidimos conocer la ciudad alemana de Trier y qué mejor occasion de hacerlo que en pleno Mercado de Navidad. Ni deciros que os aconsejo reservar con mumcha antelación porque está muy muy demandado.

La ciudad de Trier /Tréveris en español, está a 2 horas de Estarsburgo, con toda la vigilancia de la frontera Google Maps nos aconsejó ir por Francia y cruzar la frontera en Sarreguemines. Son 2 horas y media de coche, perfecto para un fin de semana.

Trier es una ciudad no muy grande que podéis hacer perfectamente a pie. Yo no lo sabía pero en la época del Imperio Romano era la segunda ciudad más importante después de Roma y de hecho está llena de vestigios romanos.

El Mercado de Navidad más grande está situado en el centro de la ciudad: Marktbrunnen, es una plaza muy bonita decorada con casas de colores muy originales. Toda la plaza está llena de puestos de comida y de bebida, podéis además comprar las tazas (que son más baratas que en Estrasburgo). Os aconsejo visitor la catedral, que está al lado del Marktbrunnen y que es una mezcla de diferentes estilos, no olvidéis visitor la parte del patio interior del convento.

También tenéis que ver La Puerta Negra que es una puerta del Imperio Romano, las termas – el anfiteatro y la Basílica de Konstantin. Nosotros también visitamos la iglesia de San Matthias.

Aprovechamos nuestra estancia en Alemania para comer un plato típico de la zona y de la época: Martinsgans (ganso), muy recommendable aunque me gusto más la parte de la pierna que la de la pechuga (es más grasa). Nosotros lo comimos en el restaurante que podéis encontrar pinchando el link.

Trier es una ciudad muy bonita que os aconsejo para un fin de semana desde Estrasburgo.

 

Anuncios

El encendido de luces ¿una decepción?

luces navidadNo sé si estuvisteis el viernes 29 de Noviembre en la Place Kléber para ver el encendido de luces y el “comienzo oficial” de la Navidad en Estrasburgo.

El evento comenzaba a las 18.30, yo llegué con mis niños a eso de las 18.45 estuvimos escuchando una coral de niños que cantaron canciones de Navidad, hasta ahí todo muy bien… Hacía frío y llovía un poco pero era bastante aguantable.

Después de llegó una cantante francesa (que parece ser es bastante conocida) y nos deleitó con otras canciones, los niños empezaron ya a preguntarme cuándo se encendían las luces.. Después de la cantante francesa, estuvimos esperando que llegara el alcalde (que se hizo un poco de rogar), ya estábamos todos emocionados, por fin las luces de Navidad, empezamos a contar 10, 9,8,7…..3, 2, 1 y….¡sorpresa! apenas 4 luces de la Place Kleber se encendieron, ¡qué fiasco! es lo primero que se me vino a la cabeza.

El hombrecillo que hablaba decía que era la primera vez que se encendían todas las luces de la ciudad a la vez, pensé que tal vez había habido un “exceso” de tensión y que por eso no había ninguna luz en la Place Kléber, pero no, no después de 15 minutos la plaza seguía igual de triste y oscura. Los niños sí que ya empezaron a decirme que estaban helados y que cuándo se encendía el árbol de Navidad, yo personalmente también estaba helada y muy sorprendida seguir viendo la plaza igual de oscura que antes.

Decidimos cruzar la Place Kléber hacia el lugar dónde vimos una pantalla gigante, pensando que quizás por allí habría algo más de iluminación. Tardamos 15 minutos en cruzar la plaza, nos dijeron que iba a ver un espectáculo de luces y luego el árbol se iluminaría.

Tuvimos que aguantar un discurso del alcalde y además el de  un representante de Croacia (en francés y en croato) que la verdad, con todos mis respetos, podían habérselo ahorrado teniendo en cuenta la hora que era, el frío que hacía y los niños que había.

A las 19.30 después de los discursos que parecían que nunca iban a terminar, comenzó un espectáculo de luces y sonidos muy bonito, eso sí que mereció la pena ver (aunque este espectáculo se puede seguir viendo todos los días en la Place Kleber desde las 17.30 cada 20 minutos).

El espectáculo de luz y sonido duró unos 15-20 minutos y después por fin llegó el momento tan esperado por todos: El encendido del abeto de Navidad…. (a las 20 horas)

Una pena, porque cuando se encendió el abeto ya no sentíamos ni las piernas, ni las manos ni la cabeza y lo único que queríamos era ir a casa para entrar en calor… 

No me gusta criticar Estrasburgo, porque es una ciudad preciosa pero no puedo dejar de contaros mi decepción respecto a lo que yo esperaba iba a ser algo similar a NY, que la Place Kléber se iba a convertir en Times Square y las luces nos iban a devolver la sensación de día a una noche triste y fría, pero no fue así la noche siguió igual de triste y fría en la Place Kléber……

Y vosotros, ¿tuvisteis la misma sensación que yo?