Restaurante bio en la Krutenau

chez raphaelEsta semana he estado comiendo en un restaurante Bio que se encuentra en la Krutenau y que se llama L´essentiel chez Raphaël se encuentra en 7-9 rue du Renard Prêchant  muy cerca de la panadería Au Pain de Mon Grand Pére.

El restaurante es una monada cómo lo tienen decorado las paredes de un color verde manzana, con una pecera llena de peces de colores.

La carta es 100% Bio, la eché un vistazo por encima y los platos estaban entorno a los 15-24 euros pero tienen un menú del día por €13 que consiste en entrada + plato o plato + postre.

Nosotras tomamos la entrada + plato. La entrada consistía en una crema «Velouté de courge-olive au thym» y como plato principal unos » Tagliatelles con legumbres «.

La verdad es que se notaba que era todo «Bio» y «fait maison» (casero) aunque eché de menos un poco de más sabor en los platos, les faltaba un poco de sal (algo fácil de arreglar).

Pues si un día queréis probar algo diferente y os gusta la comida bio y natural Chez Raphaël puede ser una buena alternativa.

 

Restaurante español: Paco de María

paco de mariaEste fin de semana he estado cenando en un restaurante español que se encuentra en Estrasburgo y más concretamente en Neudorf y que se llama «Paco de María«.

La verdad es que teníamos muchas ganas de ir porque tenemos unos amigos franceses que nos habían hablado muy bien del restaurante.

Lo primero que quiero deciros es que os aconsejo ir al restaurante para que veáis lo español, español que es, le entrada es como si estuvieras en una tasca madrileña eso sí con una gran bandera española. El dueño (Paco) es un malagueño muy simpático ya muy alsaciano, como él decía.

El restaurante no es muy amplio por lo que os aconsejo reservar, creo que hacen dos turnos.

Nosotros tomamos: patatas bravas, plato de pescaitos fritos, jamón jabugo, tortilla de patata, paella clásica (creo que es la malagueña, pero no me acuerdo bien) y un mousse de chocolate. Toda la comida la acompañamos con una sangría, buena y ligera.

Para los niños hacen unos croque monsieur con jamón serrano, pasta y ensalada que les encantó.

El restaurante y la comida son buenos pero están más dirigidos para un «extranjero» que para un español. Todo estaba bueno pero para un español que ha comido pescadito en la costa, un arroz en Valencia o jamón de bellota la verdad es que no se va a quedar encantado por la comida. El arroz estaba bueno, pero es como el arroz que te ponen en los menús de los jueves en cualquier bar de Madrid.

Lo que estaba exquisto fue la mouse de chocolate, que os aconsejo pidáis desde el principio para que os la guarden.

El servicio un 10, la camarera ecuatoriana muy agradable y siempre pendiente de nosotros.

La verdad es que el restaurante no me decepcionó, tampoco hay que esperarse gran cosa pero es una dirección a conservar para ir el día que tengamos mucha morriña de la comida española… Me han dicho que el arroz negro está muy rico, nosotros no tuvimos ocasión de probarlo esta vez pero iremos otra.

El precio de la familia (2 adultos, 3 niños) fue de unos €76.