Restaurante en Riquewihr: Au Trotthus

autrotthusComo siempre hacemos con nuestras visitas, las llevamos de excursión por la ruta de los vinos de Alsacia.

En esta ocasión fuimos a Riquewihr, un pueblo del que ya os he hablado y que fue elegido como uno de los pueblos más bonitos de Francia.

Como éramos 8 para comer, decidí reservar con antelación para poder estar segura que íbamos a comer. Estuve mirando en tripadvisor varios restaurantes y al final me decidí por el restaurante Au Trotthus, que además me reservaban en terraza (algo que los demás no hacían).

La terraza no es muy grande, tiene 3 mesas de 4-6 personas. El restaurante se encuentra en el número 9 de la Rue de Juifs, que es una calle perpendicular a la calle principal de Riquewihr.

Cuando llegamos nos quedamos un poco sorprendidos porque en la puerta el cartel con la comida estaba en francés y en japonés, al principio pensaba que me había equivocado porque en la carta además de platos tradicionales alsacianos, podías encontrar sushi pero efectivamente es un restaurante alsaciano y sushi bar.

Hay tres opciones de menú para comer a un precio de €18, dos franceses/alsacianos y el otro menú japonés. Para los niños hay también un menú de niños.

Os sorprenderá ver la originalidad de la comida y cómo la sirven, te ponen una bandeja con todos los platos. Los niños tuvieron una crema de verduras (que se quitaban entre ellos para tomar más), huevo duro y tomate, pollo con pasta (no dejó nadie ni un trozo de pollo), ensalada de frutas (estaba tan precioso puesto que mi hijo probó por primera vez la sandía, el arándano y el melón) y tarta de chocolate (tampoco sobró nada).

Yo tomé el menú japonés (que estaba muy rico) y el resto de los amigos tomaron los otros dos menús y se quedaron encantados.

La verdad es que nos sorprendió gratamente el restaurante, estuvimos hablando con el cocinero/dueño y nos contó que había vivido muchos años en Kyoto y que llegó un momento en que quería volver a la tranquilidad y que decidió instalarse en Riquewihr.

Lo que sí me dio mucha pena es ver que mi tienda preferida de jabones fue consumida en el incendio que hubo en Riquewihr estas Navidades.

Pues ya sabéis, si queréis comer en Riquewihr bien y original apuntaros esta dirección, además está apartado del bullicio de los restaurantes del centro.

 

 

Anuncios

Excursión a Riquewihr

riquewirhAhora sí, os voy a contar mi excursión a Riquewihr que es un pueblo que se encuentra en la famosa “ruta de los vinos” de Alsacia y que no podéis perderos en vuestras excursiones.

Como ya os he contado en innumerables ocasiones estos pueblos son preciosos y parecen sacados de un cuento de hadas.

Un poco de historia: la primera mención a Riquewihr data de 1094 en el que el pueblo pertenecía a los Condes de Horbourg que construyeron en 1291 la primera muralla fortificada. En 1324 la villa es vendida a Ulrich de Wurtemberg y queda bajo el señoría de Horbourg-Riquewirhr hasta la Revolución francesa. En 1796 el pueblo se une a Francia y tuvo suerte porque apenas fue destruida en la segunda guerra mundial.

Hay que aparcar fuera (hay varios parkings) porque el pueblo es peatonal. Según entráis por la puerta del campanario, podéis observar las casas de colombage típicas alsacianas. Como no podía ser menos, el pueblo ha sido elegido como uno de los pueblos más bonitos de Francia.

Calle del General de Gaulle: es la calle central que recorre el pueblo. Si camináis por la calle os sorprenderá ver la belleza de las casas a derecha e izquierda. Fijaros en el número 13 una casa del siglo XVI y el número 14 es la casa de colombage más alta de toda Alsacia.

Le Dolder: es el antiguo campanario que ahora es museo (de pago) con objetos antiguos del pueblo

campanario riquewirh

También podréis visitar el castillo de Wurtemberg (visita de pago).

El pueblo está lleno de restaurantes dónde degustar la comida típica alsaciana, me sorprendió encontrar varios de la Guía Michelín, especial mención merece La table du Gourmet, en el que yo no estuve pero es perfecto para amantes del arte culinario.

No os vayáis sin tomar un helado en las heladerías que hay en la calle del General de Gaulle.

Saliendo por el campanario hay a la derecha un parquecito muy agradable para hacer picnic y justo al lado de los baños (muy apropiado para ir con los niños), en frente veréis una panadería con panes enormes y de múltiples sabores.

Fue en Riquewihr dónde compré mis jabones super olorosos, la tienda: la Boutique du savon (no tienen pag web), por ahora no he encontrado jabones tan olorosos como aquellos.

boutique savon

Espero disfrutéis de la visita y os animo a contadnos vuestras experiencias si habéis ya visitado este pueblo u otros.