Excursion Gengenbach y Durbach (Alemania)

Como este fin de semana hemos tenido invitados les hemos llevado de excursión a Gengenbach, uno de los pueblos más bonitos de la selva negra alemana. Esta vez hemos visto la calle más famosa y más bonita (que es la que aparece en la página de inicio del link que os he puesto). Aquí abajo os dejo una foto de una calle que merece la pena que visitéis, está dejando el ayuntamiento a vuestra espalda, continuáis por la calle todo recto y creo que es la tercera a la derecha. Veréis una rana que indica que hay una tienda de souvenirs. Cuando  estuve la primera vez no visité esa calle pero es de cuento de hadas y visita obligatoria.

068

Hay un restaurante en la plaza, nos sentamos para comer pero la carta era muy “rara”, los camareros poco simpáticos y los precios bastante altos así que decidimos volver al mismo restaurante al que fuimos la primera vez, aquí tenéis la información.

Después de la visita de Gengenbach cogimos el coche y nos dirigimos a un pueblo que nos habían aconsejado: Durbach, una zona vinícola que podéis visitar caminado o en coche. Es impresionante ver todos los viñedos, montañas y montañas de viñedos entre los que se puede caminar. Es gracioso porque en el pueblo, que es bastante pequeño, podéis encontrar un hotel de cuatro estrellas, spa incluido: aquí os dejo el link.

Nosotros fuimos a tomar un café al castillo que hay allí que se llama “Schloss Staufenberg“, subis en coche y desde allí hay muchos paseos para hacer. Es un antiguo castillo que ahora es bodega y restaurante con terraza. No sé si sirven comidas porque cuando nosotros estuvimos había una boda y ya habíamos comido. Lo que sí os puedo decir es que tomamos de merienda unas tartas de manzanas riquísimas.070

 

071

 

 

 

 

 

La terraza es preciosa y tiene unas vistas ¡increíbles!, podéis llegar a ver la catedral de Estrasburgo. Es un buen lugar para llevarse un libro y quedarse unas horitas.

Un consejo si pedís un vino, pedidlo para compartir porque os ponen un vaso de casi un cuarto de litro de vino y hay que pensar que luego se debe volver en coche.

Espero que os guste esta nueva excursión que os propongo

 

 

 

Navidad en Gengenbach

gengenbachComo ya os conté en otro post, he estado visitando los mercados de Navidad de Colmar y de Ribeauvillé ambos muy bonitos pero repletos de gente.

Mis amigos alemanes dicen que los verdaderos mercados de Navidad son los alemanes y que Alsacia tiene mercados de Navidad por la cultura alemana así que he decidido comprobarlo….

Me recomendaron el mercado de Navidad de Baden-Baden, pero es una ciudad que ya conozco así que decidir ir a conocer un mercado de Navidad en el pueblo alemán de Gengenbach.

Gengenbach es una pequeña ciudad de 11.000 habitantes que se encuentra en el borde de la Selva Negra, desde Estrasburgo está a 40 minutos en coche.

Como teníamos miedo de no encontrar restaurantes allí, reservamos en el restaurante Mercyscher hof, un restaurante muy típico donde comimos bueno y barato con niños. El único pero: ¡¡No aceptan tarjetas de crédito!! así que a llevar cash.

Después de comer, fuimos a dar un paseo por el pueblo y a conocer el mercado de Navidad. El pueblo es una monada y el mercado de Navidad también, a diferencia de los mercados de Estrasburgo en Gengenbach el mercado es más abierto y, aunque haya mucha gente, no tienes la sensación de agobio que a veces puedes tener en Estrasburgo. Había una orquesta tocando y cantando canciones navideñas.

Escribiendo el post, he encontrado que Gengenbach tiene uno de los más bonitos “calendarios de adviento”  en el Ayuntamiento. Desde el 30 de noviembre y hasta el 23 de diciembre, se va abriendo una ventana del Ayuntamiento y aparecen diferentes personajes o alegaciones: http://www.stadt-gengenbach.de/fr/tourisme/calendrierdelavent/.

Nosotros nos hicimos miles de fotos con el calendario detrás pero sin saber lo que era… ¡qué pena!.

Pasamos el domingo allí y es una excursión muy recomendable desde Estrasburgo.

Pudimos comprobar en carne propia cómo son los mercados de Navidad alemanes y, aunque si es verdad que no son tan agobiantes como Estrasburgo, os puedo decir que al final todos los mercados de Navidad son muy similares (aunque no sea 100% exacto) en mi opinión “visto uno, vistos todos”, al menos de los mercados que yo he visitado por la Región.

Y tú ¿conoces algún mercado de Navidad que nos quieras compartir?