Piscinas Alemania: Lahr

Y para acabar estos post de piscinas, os hablaré de la última piscina que he conocido, la piscina de Lahr. Igual que el resto de las piscinas, se encuentra a 35-40 minutos de Estrasburgo.

La entrada de esta piscina es un poco más cara que las otras: €3,4 adulto y €2 niños.

Tiene tres piscinas: una olímpica (50 metros), una de niños pequeños y otra de niños/adultos.

La piscina olímpica es enorme y tiene tres trampolines de diferentes alturas para tirarse.

La segunda piscina también es bastante grande, con una zona de corrientes, una especie de seta en el medio que tira agua y un largo tobogán.

La piscina de los pequeños está muy bien, también tiene un tobogán muy divertido y una zona de juegos.

Hay un restaurante que ofrece snacks: salchichas y nuggets a precios bastante razonables.

En esta piscina sí que encontramos mucha gente (comparado con las otras), yo creo que cómo está cerca de Offenburg quizás esté más llena.

Al igual que la piscina de Sasbachwalden, esta piscina se encuentra en una montaña así que es bastante incómodo caminar y encontrar un lugar confortable para dejar la toalla (a mi gusto está más en montaña que Sasbachwalden).

Para los que les guste cambiar, esta es otra opción que nuestros vecinos alemanes nos ofrecen para pasar los días calurosos.

 

Anuncios

Piscinas Alemania: Sasbachwalden

En este post os quiero enseñar otra piscina muy agradable no muy lejos de Estrasburgo, la piscina de Sasbachwalden que se encuentra a 40 minutos de Estrasburgo.

Como todas las piscinas alemanas, hay tres piscinas: una de natación (25 metros), otra para niños y una tercera para los más pequeños.

Lo que más me ha gustado de esta piscina es el paisaje que hay alrededor: casitas de madera llenas de flores en los balcones, una verdadera monada.

La piscina de los más pequeños está fenomenal así que si tenéis niños que no saben nadar es una piscina perfecta porque dentro de la piscina hay unas setas que echan agua, un mini tobogán y muchas cosas más…

La piscina de los niños tiene dos toboganes, uno como el que hay en todas las piscinas (tobogán de agua largo) y otro más pequeño (como los de los parques) que cae directamente al agua. Es gracioso porque en este último tobogán (más pequeño) es por dónde caes con más fuerza al agua…

La piscina de los mayores tiene tres trampolines de distintas alturas, muy divertido para los niños y mayores.

El agua de la piscina está “caliente” algo que se agracede cuándo uno entra.

También hay un restaurante pero en este caso no hay una carta muy variada ni la calidad “excepcional” los precios son alemanes (bastante ajustados). Podéis de todas formas llevaros vuestra comida de casa.

El precio es de €2,8 adulto y €1,9 niños.

La piscina está muy bien, lo que menos me gustó es que la piscina está en una “montaña” que incomoda a veces el estar tumbado tomando el sol.

Los alrededores, como siempre, magníficos.

Piscinas Alemania: Oppenau

Este mes de Julio ha sido extremadamente caluroso, como no hay mal que por bien no venga hemos aprovechado el calor para conocer varias piscinas que están no lejos de Estrasburgo en Alemania.

Lo primero que os tengo que decir es que ya no voy a las piscinas de Estrasburgo porque no sólo están a rebosar de gente sino que realmente no ofrecen nada y no son bonitas, en cambio las piscinas alemanas están genial y me merece la pena conducir 30 minutos pero estar en un entorno mucho mças agradable.

La primera piscina de la que os voy a hablar hoy es la piscina de Oppenau. Oppenau está a unos 40 minutos en coche de Estrasburgo.

La entrada es de €3 adulto y €2 los niños de más de 6 años. Tiene tres piscinas, una grande de 25 metros para nadar, otra de pequeñitos y una tercera en la que hay un tobogán y una zona de corrientes de agua muy divertida para los niños.

Aparte de la piscina, hay una zona para jugar al ping-pong, volley, fútbol y también un lugar para que los niños puedan jugar con arenales y algunos columpios. También hay mucho cesped para tumbarse.

La piscina tiene un restaurante en el que ofrecen una carta variada y a buenos precios (recomendable). Además lo bueno de la terraza del restaurante es que se ve la piscina así que mientras los niños se bañan los adultos pueden comer traquilamente.

Esta piscina nos gustó mucho y además cuando fuimos no había mucha gente. No visitamos el pueblo de Oppenau pero lo poco que vimos nos pareció muy mono.

Visita a Nuremberg

Después de nuestro día en PlayMóbil decidimos conocer Nuremberg. Salimos del hotel y desayunamos en la panadería que hay en la rotonda del hotel: super buena, unos desayunos de calidad.

De ahí fuimos a Nuremberg, aparcamos en uno de los parkings del centro porque aparcar en la calle era imposible.

En Nurember nos dimos un paseo por el centro, que es peatonal. Visitamos la iglesia de San Lorenzo y todo lo que se tiene que visitar, utilicé este blog para guiarme: Viajes e Ideas

Nos encantó Nuremberg, la ciudad estaba llena de gente y muy animada.

Regresando al parking vimos que para el verano habían montado una “playa” artificial muy original con muchos chiringuitos que servían diferentes bebidas. Había gente jugando al beach volley, ¡super animado!.

Estos alemanes son geniales, en el centro de la “playa” encontramos un bar con agua alrededor tipo los que encuentras en los hoteles de Punta Cana, con mesas dentro del agua. Para tomar una copa tenías que quitarte los zapatos y entrar en el agua, ¡super original!.