Excursiones en Alsacia: Castillo de Koenigsbourg, Colmar y Selestat

Si un día os apetece hacer una excursión de 1 día desde Estrasburgo, que no sea muy pesada para hacer con niños, os propongo la siguiente:

selestat   1. Salida de Estrasburgo por la mañana dirección Sélestat: 47 km al sur desde Estrasburgo    dirección Mulhouse. La leyenda dice que Sélestat fue fundada por el gigante Sletto, de  dónde viene el nombre aleman de  Schlettstadt. La mejor forma de descubrir esta pequeña  ciudad es caminar por sus calles donde podrás disfrutar de las casitas alsacianas y ver la  famosa Biblioteca Humanista. Os aconsejo comer en Sélestat, nosotros comimos en el Hotel  Vaillant, 100% recomendable, el único problema es que habitualmente cierra los sábados  (yo tuve suerte). Hay otras opciones más o menos económicas:  bit.ly/13GMNiv hay uno  llamado La vieille Tour que está recomendado por la Guía Michelín.

koenisbourg 2. Desde Sélestat, salida al Castillo de Koenigsbourg (20 minutos conduciendo):  Este  castillo fue edificado en el sigo XII y durante los siglos ha sido testigo de rivalidades entre  reyes y emperadores. Ha tenido ilustres propietarios que han marcado su historia y  numerosos eventos que han cambiado su edificación. Es un castillo que está muy bien  conservado y merece la pena visitar. La visita os llevará unas dos horas, puedes visitar el  castillo por tu cuenta o en grupos guiados (sin coste). Consideraciones a tener en la  visita: en invierno hay nieve y hace mucho frío, no se puede ir con carrito (hay muchas  escaleras) y no admite perros. La tarifa es de €8, gratuita para niños.

colmar 3. Colmar: Desde el Castillo de Koenigsbourg son 40 minutos conduciendo dirección  Mulhouse. Colmar pertenece el “Haut-Rhin” (el alto Rhin) y su matrícula no es 67 sino 68.  Como siempre, la mejor forma de visitar Colmar es dejando el coche aparcado y caminando  por sus calles. El centro de la ciudad antigua alberga varios edificios, de estilo gótico alemán  y primer Renacimiento, así como un número de antiguas iglesias, entre las cuales está la  colegiata de San Martín (del siglo XIII) como la mayor y más notable. Hay una zona, que se l  llama “la pequeña Venecia” y que es muy bonita. La visita a Colmar os puede llevar 1-2  horas.

Cuando salgáis de Colmar dirección Estrasburgo, fijaros en la estatua de la libertad que hay en la salida de Colmar. La razón de esta estatua es que en 1834, nació en Colmar Frédéric Auguste Bartholdi, creador de la famosa Estatua de la Libertad, ubicada en la ciudad de Nueva York.

Desde Colmar hay una hora de coche a Estrasburgo y es en ese momento en el que nuestros peques aprovechan para caer redondos.