Cuidado con los ticks/tiques o garrapatas

tick 1Ahora que comienza la época de buen tiempo y salimos a dar paseos no hay que olvidar que en los bosques de esta bonita región hay unos bichitos que se llaman “Ticks” o tiques… (no sé muy bien), en español garrapatas.

La mayoría de las veces sus picaduras no producen nada grave excepto picor y rojo, pero hay algunas veces que los ticks están infectados y ahí sí que son malas porque nos pueden contagiar una enfermedad que se llama la enfermedad de Lyme. Por esta razón hay que vigilar mucho cualquier picadura de un tick.

Lo más importante es encontrar al tick lo antes posible y sacarlo de la piel, os aconsejo unas pinzas especiales que venden en las farmacias.

tick 3

Nosotros lo que hacemos es que después de un día en el bosque miramos a los niños y a nosotros para confirmar que no tenemos ticks. Me han dicho que normalmente buscan zonas cálidas así que se suelen encontrar en pliegues (ingles, piernas, brazos) aunque nosotros hemos encontrado algunos en otros lugares. Para saber si hay un tick pasad la mano por encima y si notáis una especie de protuberancia mirad a ver si es…

Aunque no hay que preocuparse, si os pica un tick tenéis que hacer un círculo en la picadura y ver cómo evoluciona en los siguientes 30 días, si véis que hay cambios hay que ir al médico para que os mande un antibiótico que se toma para prevenir la enfermedad de Lyme.

tick 2

Pues ya sabéis, cuando salgáis a caminar no os olvidéis de nuestros amigos los “ticks”…

Anuncios

Viaje al Tirol (II)

tirol 2El segundo día nos deleitó con sol y buen tiempo así que hablamos con la dueña de la casa que nos indicó un camino a hacer con los niños.

He intentado buscar por todas partes l nombre del camino pero no lo he encontrado. La verdad es que es muy bonito, por en medio del bosque y con “aventura” incluida porque hay una zona de montañas con el río debajo que hay que ir con mucho cuidado, dependiendo de la edad que tengan vuestros hijos es más o menos recomendable…

La dueña del hotel nos dijo que podíamos hacerlo con los niños sin problema pero cuando después de 2 horas de caminata llegamos a una carretera y vimos que nos quedaban 4 kilómetros de subida nos paramos, hicimos auto stop y fuimos a buscar el coche…

Si os gusta el rafting, hay varios lugares dónde podéis hacerlo (de hecho había bastante gente haciendo)

Después de nuestra caminata, que mejor recompensa que una buena comida en McDonalds para premiar a nuestros pequeños por sus esfuerzos.

Una vez acabamos de comer, hicimos otra ruta muy bonita pero esta vez en coche… ¡cuidado si hay personas que se marean porque hay muchas curvas!

Fuimos desde Arzl Im al parque de Kaunergrat Nature Park, la carretera es preciosa, con muchas curvas pero pasando por unas gargantas y unas montañas de quitar la respiración.

tirol 2.1

Para volver, en lugar de coger la misma carretera de vuelta (con sus curvas), fuimos por el túnel de Landecker de 7 kilómetros de largo por debajo de las montañas.

Viajes por la zona: El Tirol (I)

Tirol 1Aprovechando los múltiplos festivos que hemos tenido en Mayo, hemos ido a conocer el Tirol austríaco. La verdad es que no es la primera vez que vamos por esa zona, aunque en este viaje nos hemos quedado antes de llegar a Innsbruk.

Esta vez decidimos buscar una alojamiento original así que en lugar de reservar un hotel reservamos una “granja-hotel” que recomendaban para niños: Lenelerhof

El viaje desde Estrasburgo son unas 5 horas (con paradas), nosotros salimos de Estrasburgo a las 18:00 así que llegamos bien entrada la noche, eso sí parando en un Burger King en Alemania.

Cuando llegamos los dueños, muy agradables nos fueron a buscar a la entrada del pueblo.Nos dieron un apartamento super amplio en el que los niños estaban felices. Si vaís no olvidéis llevaros zapatillas de estar en casa porque a la casa no se puede entrar con zapatos.

Al día siguiente, nos enseñaron la granja la parte de abajo tiene una zona de cocina con sala de juegos, el sótano pared para hacer escalada, billar, footballin etc… Un jardín enorme con columpios, tirolina (la locura de mis hijos) y barbacoa. También tiene una sauna y zona de relax con preciosas vistas a las montañas.

Al lado de la casa, estaba la “granja” con vacas, cerdos, gallinas y gatitos recién nacidos, ¡toda una aventura!

El primer día estuvo lloviendo así que fuimos conocer el pueblo más grande de la zona: Arzl im Pitztel. Ese día había un mercado medieval en el pueblo y la gente andaba disfrazada, de hecho había varios espectáculos. Nosotros no fuimos porque el tiempo no acompañaba mucho. Comimos en un restaurante-hotel que está  al lado de la plaza de la Iglesia.

Después de comer, fuimos a dar una vuelta por un camino que hay y que es muy conocido por pasar entre montañas y un río. El problema es que con la lluvia todo estaba muy resbaladizo así que el camino estaba cerrado al público.

También hay un tobogán gigante: el alpine coaster pero nos dijeron que estaba cerrado por la lluvia.

Como llovía y nos estábamos calando, hicimos un poco de caminata por el bosquecito que había alrededor y nos regresamos al hotel, no sin antes comernos una buena tarta sacher en una pastelería que encontramos abierta.

Domingo en familia y con amigos

restauranteUn mes llevo sin actualizar el blog… ¡madre mía!, la verdad es que me hubiera gustado haberlo hecho antes pero este último mes ha sido muy complicado así que ahora que estoy más tranquila voy a intentar ponerme un poco al día.

Para variar, hoy vamos de restaurantes en familia.

Hay que reconocer que Alemania tiene lugares mucho más divertidos para niños que Francia, siempre que queremos ir un domingo a comer por ahí con los niños buscamos algún lugar por la Region de Baden Wutemberg donde comemos bueno, bonito y barato y además los niños pueden pasarlo bien.

Ya os he hablado en mi blog de algunos lugares cómo Durbach y Oberkirch, lugares perfectos para pasar un domingo en familia.

Pues hace algunas semanas estuve comiendo en Alte Mühle Kittersburg, un restaurante alemán (biergarten) con una terraza enorme y un parque de juegos para los peques.

Lo pasamos muy bien, para los niños pedimos los filetes empanados (un clásico en Alemania) con patatas fritas y unos pollos asados. Los mayores tomamos ensaladas y pollos bien acompañados de buena cerveza alemana.

La factura salió por €10 persona bastante bien de precio para lo que habíamos comido.

Los niños lo pasaron pipa jugando en el parque y los mayores también hablando sin parar, vamos un win-win como dirían los americanos.

Os aconsejo este restaurante para ir en familia o con amigos. Además si os animáis, podéis ir en bicicleta ya que son unos 16 kilómetros desde Estrasburgo por carril bici.